Alonso | Balaguer

Bodegas Protos Valladolid

icon

Bodegas Protos

  • Valladolid - Spain 2018
  • Superficie: 22000 m2.
  • Cliente : Protos Bodegas Ribera de Duero de Peñafiel, S.L
  • Colaboradores : Rogers, Stirk, Harbour & Partners

Premio Civic Trust, marzo 2010 por la calidad arquitectónica.
Premio Conde Nast Traveller ID&D, Categoría Gourmet, abril 2009.
Premio en el World Architectura Festival- Production, Energy and Recycling 2009.
Premio Chicago Athenaeum International Architecture and Design 2009.
Finalista del premio RIBA (Royal Institute of British Architects) Stirling prize 2009.

Las nuevas instalaciones de Protos consisten en una bodega y una sede de representación social y administrativa. El edificio, respondiendo a las críticas condiciones espaciales y ambientales óptimas para la elaboración del vino, resulta representativo para la marca y se integra en el entorno de Peñafiel, presentando además soluciones que minimizan el consumo de la energía necesaria para mantener dichas condiciones. El ahorro energético es no sólo importante, sino consustancial al diseño. Así, el nuevo edificio se conecta con las antiguas bodegas (ubicadas en una serie de largos corredores bajo la montaña del histórico y brillantemente restaurado Castillo de Peñafiel, para su conversión en Museo del Vino) a través de un túnel construido bajo el vial separador. La base del edificio se entierra para aprovechar la inercia térmica y situar las zonas de elaboración y maduración del vino, interpretando en clave contemporánea la construcción tradicional de las bodegas. Anclada en el terreno, esta base regulariza la topografía creando un soporte para la envolvente ligera que reposa en ella. Dicha cubierta está formada por una estructura de arcos parabólicos de madera laminada, reinterpretando la edificación de bodegas en forma de nave. Su consideración como fachada, propiciada por la visión que se tendrá desde el Castillo de Peñafiel, es parte fundamental de la composición arquitectónica de la obra. El tratamiento volumétrico planteado favorece la integración del edificio en su entorno, dialogando con las distintas escalas. Si cada ciudad tiene una característica ambiental, visual o paisajística, Peñafiel se ve especialmente reflejada en el color marrón rojizo de sus tradicionales cerámicas inclinadas. Disponer de una cubierta que se integrase en dicho color, y también en ese material, supuso una premisa fundamental en su diseño; una doble piel en la quinta fachada de un gran contenedor para un magnifico contenido: Protos.

Alonso | Balaguer © 2018