Alonso | Balaguer

Aire Ancient Baths NY New York

icon

Aire Ancient Baths NY

Premio Condé Nest Traveler 2015 - Premio Internacional al Mejor Spa en
el Mundo. Aire Ancient Baths New York. 2015

1º Premio NAN de Interiorismo. Balneario Ancient Baths en New York. 8ª
Edicion Premios NAN de Arquitectura. 2014.

AIRE Ancient Baths New York se encuentran en el barrio histórico de TriBeCa (Triangle Below Canal) en el 88 de la calle Franklin, entre Broadway y Church El edificio que los alberga es una edificación de seis plantas sobre rasante, y una bajo rasante, proyectada entre el 1881‐83 por el Arquitecto J. Morgan Slade. Sus promotores originales Isaac W. How y William P. Draper, originarios de Massachusetts, usaron el edificio como tienda y almacén textil. Posteriormente el edificio albergó oficinas dedicadas al comercio del textil. El estilo del edificio es Neo griego. Su fachada, realizada completamente en hierro forjado, alberga seis grandes ventanales en forma de arco y detalles ornamentales en los dinteles y columnas en estilo Jónico para cada uno de los pisos. La estructura es mixta y está realizada a base de: pilares en hierro forjado con detalles en la Base (con Toro y Escocia), en el Fuste (acanaladuras de ángulos matados) y en los Capiteles (con Volutas y Ábaco); viga de madera antigua con vanos de siete metros de luz para soportar el piso; y muros medianera a base de ladrillo rojo. La superficie bajo rasante que albergaba el espacio de la antigua caldera de carbón, situado en el frente del edificio, bajo la calle, tiene un techo a base de platabanda metálica con perforaciones en cristal, muy al uso en la época para transmitir la luz natural a los espacios bajo rasante. Los espacios que ocupan la planta baja y la planta sótano del edificio se encontraban en un estado aséptico. Su anterior inquilino, una galería de arte, había forrado todas las paredes, pilares y techos en cartón yeso para darle al espacio una apariencia de cubículo blanco puro, sin dejar hueco a la Arquitectura original del edificio. El principal trabajo Arquitectónico se ha centrado en la recuperación de la identidad propia del edificio. De ésta manera, se han restaurado los pilares de hierro forjado en estilo Jónico, se han descubierto los muros de ladrillo rojo de las medianeras, y se ha destapado el techo que escondía las vigas de madera. Ésta “exposición” de los elementos estructurales del edificio permite al usuario comprender su forma constructiva, y su alto valor Arquitectónico en la historia de la ciudad. Todos los materiales propios del edificio original que se extrajeron durante la reconstrucción han sido reutilizados. De ésta manera, el antiguo piso bajo sótano compuesto por ladrillo cerámico, se recuperó uno a uno para usarse posteriormente en las nuevas particiones interiores; las vigas de madera del piso sótano que se extrajeron (algunas de las cuales habían pertenecido a la construcción del armazón para el puente de TriBoro en 1934) han sido reutilizadas para piezas de mobiliario, y pavimento. El nuevo programa funcional se ha desarrollado en tres niveles diferentes, comunicados mediante un diagrama de circulación ágil y preciso. En la planta baja se encuentra el vestíbulo de recepción y los vestuarios. En la planta sótano se localizan la zona de aguas, baño de vapor y salas de tratamientos, con una gran altura libre entre el suelo y el techo. En la planta altillo las zonas de servicios y la zona de tratamientos personales. Todos y cada uno de los nuevos materiales usados pretenden aportar la máxima sencillez y no robar el protagonismo a la Arquitectura original propia del edificio. De ésta manera se han usado mismos alicatados negros en la zona de vestuarios, tanto en el suelo como en paredes; mamparas en vidrio extra claro para la zona de taquillas y duchas; y un revestimiento continuo a base de mármol blanco para suelo y paredes tanto del piso como de los vasos de los baños, con la intención de crear un efecto de continuidad acentuado gracias al sistema de nivel desbordante. En el baño de vapor se ha utilizado un sistema ligero combinado de perfiles y vidrio que da la apariencia de un cubículo transparente de cristal puro que contiene el vapor que en su interior se genera. Un mobiliario simple y austero decora los espacios de relajación y espera: algunas veces, piezas reconvertidas a partir de los materiales encontrados en el edificio, tales como los bancos del vestíbulo o las encimeras de los vestuarios; y otras, piezas originales de gran antigüedad, como los lavamanos de los vestuarios o la fuente del vestíbulo de entrada, a base de bloque macizo de mármol.

Alonso | Balaguer © 2018