Alonso | Balaguer

Hospital de Bellvitge Hospitalet de Llobr

icon

Hospital de Bellvitge

  • Hospitalet de Llobr - Spain 2007
  • Superficie: 25.000 m2.
  • Cliente : Servei Catala de la Salut
  • Colaboradores : Intersalus - Cotacero

Para la ordenación del nuevo Campus de las Ciencias de la Salud de Bellvitge se propone partir de unas líneas de flujos de norte a sur, a partir de las cuales se genera una malla base que organiza y ordena el conjunto y que permite la disposición controlada de las nuevas edificaciones. Estas líneas de flujos actúan como cintas verdes a distintos niveles, con ondulaciones, rampas y escaleras; bancos, pérgolas y vegetación; sol y sombra, para el acompañamiento de los peatones a través del campus, intentando convertir este tránsito en un paseo agradable, aparte de conectar funcionalmente la compleja red de accesos y salidas de emergencia de los diferentes edificios. Los caminos serán el espacio de tránsito y conexión de las distintas áreas del campus, representando la permeabilidad de la zona de la Gran Vía y la estación de metro hacia L’Hospitalet, consiguiendo así una amplia zona, exclusiva para viandantes. Los edificios y los equipamientos públicos como auténticas partes de la ciudad y, por tanto, del ciudadano. Aparte de esta red previa, se parte de la idea de ubicar el gran volumen edificatorio en la zona norte de la parcela, dando a ésta un carácter más urbano para lograr una progresiva transición edificatoria hacia el espacio verde de la parte sur.oEl peso de los nuevos edificios recae básicamente en el sector norte de la parcela, entendiéndola como un frente más urbano y rematándola con un hito visual a la altura del edificio del IBEC, que articula la parcela en su esquina nordeste.El sector sur es entendido como una gran zona de bienvenida y reconducción de flujos hacia el campus y el hospital. Es ahí donde se encuentran las zonas verdes más amplias y donde se encuentra el edificio IDIBELL, como lugar simbólico y de condensación de la esencia de búsqueda y enseñanza del campus.Un campus de edificios de estas características comporta una adecuada interrelación entre las distintas áreas que lo conforman, para contribuir al intercambio de procesos que en él se suceden.En algunos casos, es imprescindible conseguir una conectividad directa entre estos espacios; en otros, conviene mantener una vinculación próxima, pero no inmediata.Las líneas de flujos estarán a diferentes niveles, con ondulaciones, rampas y escaleras, bancos, pérgolas y vegetación que culminarán en un desdoblamiento a dos niveles en su fachada norte: una plaza superior de acceso y encuentro de alumnos y profesores y un espacio de porche con cafetería en la planta baja. En contraposición al flujo y al dinamismo de las cintas, los espacios que limitan con estas serán puntos de encuentro, organización de actos al aire libre, conciertos, música en directo, descanso entre clases… La nueva vegetación será autóctona para no dañar el ecosistema, minimizando el agua de riego y manteniendo una total adaptación al entorno.

 

 

Alonso | Balaguer © 2018