Alonso | Balaguer

Estadio Futbol Gimnastic Tarragona

icon

Estadio Futbol Gimnastic

  • Tarragona - Spain 2009
  • Superficie: 125.000 m2.
  • Cliente : Ajuntament de Tarragona / Gimnastic de Tarragona SAD

En el tiempo de proyectos plurifuncionales que en ocasiones olvidan su auténtico objetivo, proponemos un estadio por y para el fútbol en el que se puedan celebrar y presenciar de manera óptima los partidos del Nàstic de Tarragona. Para lograrlo hemos optado por desarrollar una arquitectura de escala humana basada en una volumetría en continuo diálogo con su entorno. Con una capacidad inicial de 17.500 espectadores, ampliable hasta 20.000 en el futuro, el nuevo estadio de fútbol del Nàstic de Tarragona se complementará con una ciudad deportiva para la formación de la cantera y cuatro campos de fútbol adjuntos. El estadio se halla en un área en desarrollo que formará un gran polo de equipamientos deportivos formados por las instalaciones del club que se ven complementadas con el club de atletismo adyacente. El estadio se podría considerar como un estadio inglés al tiempo que manifiesta un carácter marcadamente urbano, de formas ortogonales, aristas muy marcadas y planta rectangular. Con ello se consigue una máxima optimización de espacios y recorridos así como una enorme claridad tanto funcional como constructiva y estructural. Se presenta como un gran volumen esculpido al que se le han ido realizando sucesivos cortes y hendiduras para conformar una auténtica escultura de metal. La gran piel formada por plancha deployé que envuelve a la vez que manifiesta las aristas y los límites del objeto se ha concebido a su vez como un filtro interior-exterior que estimula al observador a adentrarse en una nueva lectura del edificio y descubrir así las singularidades y colores que se hallan en un segundo plano, olvidando la apariencia de sencillez del conjunto del edificio. La aproximación y acceso al estadio del Nàstic de Tarragona se debe convertir en un acontecimiento de carácter teatral, al entrar por un espacio más recogido al principio e ir descubriendo conforme se va bajando por la grada toda la magnitud y características del mismo. Esta concepción se ha apoyado en la morfología natural del terreno en el que se asienta el estadio, al encontrarse este en una hondonada lo que ha facilitado el proponer un estadio enormemente accesible al posibilitar la entrada al mismo a pie plano y favorecer así la máxima facilidad de evacuación en caso de emergencia. El estadio se ha concebido como una auténtica ‘olla’ de presión ambiental. Para ello se han seguido las siguientes directrices: máxima proximidad de los espectadores respecto del campo; grada inferior continua, potenciando la impresión de compacidad de la afición local; cubierta continua que cubre la totalidad del estadio, favoreciendo la sensación pretendida y potenciando así los cánticos de los aficionados convirtiéndolo en un espacio tan acogedor para el Nástic como atronador para el rival. Los asientos y las escaleras coloreados con diferentes tonos de rojo y otras aplicaciones gráficas, darán vida al espíritu de la auténtica ‘marea roja’. La dimensión acústica reverberativa, complementara’ la ambientación. La creación de espacios dentro del aforo global en los que se haga un tratamiento diferente de la experiencia partido, corresponde a la voluntad de adaptarse a la nueva configuración del estadio moderno en la que hay cabida para espacios de empresa, representación, restauración, salas de reunión, etc. Una de las cuestiones que han marcado de forma determinante la morfología del estadio ha sido el garantizar una óptima visión del terreno de juego desde cualquier punto. De esta manera se han analizado las diferentes geometrías de las gradas que conforman el estadio (grada preferente superior, grada inferior en laterales, goles y córneres) para conseguir que desde todos y cada uno de los asientos de las mismas dispusieran de una visión del terreno óptima.

Alonso | Balaguer © 2018